La confiscación de Land Rover a un traficante de drogas condenado es una multa excesiva, dictamina la Corte Suprema estatal

La confiscacion de Land Rover a un traficante de drogas

La confiscación de Land Rover a un traficante de drogas condenado es una multa excesiva, dictamina la Corte Suprema estatal

Land Rover

Imagen vía Shutterstock.

Un traficante de drogas convicto que impugnó la confiscación de un Land Rover ante la Corte Suprema de EE. UU. debe recuperar su vehículo, dictaminó la Corte Suprema de Indiana.

Según el Indianapolis Star, la Corte Suprema del estado falló en contra de Tyson Timbos con el argumento de que la confiscación de su vehículo era inconstitucional porque la confiscación de su vehículo equivalía a una multa excesiva.

Cómo apelar enlaces a la opinión del 10 de junio.

La decisión de la Corte Suprema de Indiana sigue al fallo de la Corte Suprema de 2019 contra Timbs de que la prohibición de multas excesivas de la Octava Enmienda se aplica tanto a los estados como al gobierno federal. En prisión preventiva, la Corte Suprema de Indiana dijo que la gravedad de la confiscación era “extremadamente desproporcionada” con respecto a la gravedad de los delitos de tráfico de drogas de Timbus.

La Corte Suprema del estado empleó un análisis de dos partes. En primer lugar, considera si los bienes incautados son un “instrumento” del delito. El estado ganó en este punto porque Tim Buss usó un Land Rover para transportar el primer cargamento de heroína y lo vendió a policías encubiertos por $225. La segunda venta de drogas en la caminata cuesta $160.

Pero el estado fracasó en la proporcionalidad.

Timbs compró un Land Rover por valor de al menos $35,000, incluidos los ingresos del seguro de vida por la muerte de su padre. Gastó los aproximadamente 30.000 dólares restantes en heroína. La mayoría de las millas que maneja Timbs en su Land Rover provienen de compras de drogas fuera de la ciudad. Más tarde, un conocido le preguntó a Tim Boots si vendería heroína.

Timbs estuvo de acuerdo. Vendió las dos drogas a un hombre que resultó estar encubierto. La policía arrestó a Timbs cuando se dirigía a una tercera compra planificada. Timbs se declaró culpable de tráfico de drogas y conspiración para robar. Estuvo detenido en su casa durante un año, suspendido por cinco años. Sus costos y gastos son alrededor de $1,200.

El delito conlleva una multa máxima de $10,000 y una sentencia máxima de 20 años de prisión.

Timbs participó en un programa de tratamiento y completó con éxito su sentencia. Tiene varios trabajos hechos pero tiene que usar el auto de su tía para ir a trabajar.

“Concluimos que el valor de mercado de $35,000 del vehículo y otras sanciones impuestas a Timbs demuestran la naturaleza punitiva en lugar de correctiva de la confiscación”, dijo la Corte Suprema de Indiana. “Evaluación”, dijo la Corte Suprema estatal. El valor de mercado de la propiedad confiscada es apropiado en relación con los medios económicos del propietario, porque ‘tomar la misma propiedad de un multimillonario y un hombre sin nada’ no refleja el mismo castigo”, citando comentarios anteriores.

“Sin duda, la incautación de Land Rover no fue inconstitucional porque Tim Boots era pobre”, dijo la Corte Suprema de Indiana. “O porque era adicto. O porque vendía drogas a agentes encubiertos en lugar de a personas que las usarían. No es solo porque el vehículo vale tres veces y media la multa máxima por el delito potencial, o porque recibe la sanción mínima por el delito y no es un distribuidor experimentado, o porque el auto es su único activo que era vital a su reintegración en la sociedad para mantener el empleo y buscar tratamiento. Más bien, fue la confluencia de todos estos hechos lo que convirtió a Timms en un demandante inusual capaz de superar una barrera significativamente desproporcionadamente alta”.

Timbs está representado por el Instituto de Justicia.

El comunicado de prensa del 10 de junio está aquí.

Wesley Hottot, abogado principal del Instituto de Justicia, ha defendido el caso de Tim Booth en la Corte Suprema.

“El fallo de hoy pone fin a la campaña de Indiana para incautar automóviles de una sola persona”, dijo Hotot en un comunicado. “El uso despiadado por parte del estado de su maquinaria de decomiso es un ejercicio de poder muy injusto y subraya que el decomiso civil es una de las mayores amenazas para los derechos de propiedad del estado en la actualidad”.

Ver también:

También se trato: “¿Qué pueden atrapar los estados? SCOTUS decidirá si la cláusula de penalización excesiva se aplica a los estados”

Envíenos sus comentarios, comparta sugerencias de historias o actualizaciones, o informe errores.
(Visited 28 times, 1 visits today)