Depósitos de mascotas, alquiler de mascotas y tarifas por mascotas: ¿Qué es legal cobrar?

pet deposits

Más de la mitad de los hogares estadounidenses, incluidos los inquilinos, tienen mascotas. No todos los propietarios permiten mascotas, pero se recomienda a los que sí lo hagan que tomen precauciones especiales para salvaguardar su propiedad y minimizar cualquier disputa que pueda surgir. A continuación, explicaremos qué tipos de depósitos por mascotas, pagos especiales de alquiler y tarifas por mascotas son legales para cobrar como propietario.

Firme con confianza con RocketSign®

Obtenga firmas digitales rápidas con el asesoramiento de un abogado opcional.

¿Qué tipos de depósitos de mascotas, alquiler y tarifas adicionales puedo cobrar a los inquilinos?

Los depósitos adicionales para mascotas y las tarifas por mascotas no reembolsables están prohibidos en algunos estados, mientras que el alquiler por mascota (específicamente, una cantidad mensual adicional) generalmente se permite en todos los estados. Hable con un abogado para comprender las leyes específicas donde se encuentra su propiedad.

Muchos estados limitan la cantidad total que puede cobrar por un depósito de alquiler, en cuyo caso puede requerir un depósito adicional por mascota siempre que no exceda este límite. En California, por ejemplo, los propietarios pueden exigir un depósito total de hasta dos meses de alquiler para alquileres sin amueblar y hasta tres meses de alquiler si están amueblados. Otros estados permiten específicamente un depósito adicional por mascota, que no tiene en cuenta los límites establecidos para los depósitos de seguridad generales.

Si no se permiten tarifas por mascotas no reembolsables en su estado, asegúrese de que los montos de su depósito de seguridad y alquiler reflejen con precisión cualquier costo adicional en el que pueda incurrir por permitir mascotas. Los depósitos por mascotas oscilan entre $ 100 y $ 300, pero generalmente son proporcionales al alquiler total en su región en particular.

¿Cuánto debo cobrar por el alquiler de mascotas?

El alquiler por mascota suele oscilar entre $ 10 y $ 50 por mascota, por mes, según el tipo de animal. La clave es cobrar suficiente alquiler por mascota para tener en cuenta el desgaste adicional (menos el daño real) que puede resultar de tener una mascota, aunque sea razonable. Si se trata de un mercado de inquilinos, también querrá seguir siendo competitivo con otros propietarios. Permitir mascotas creará una demanda adicional para su propiedad de alquiler.

¿Deben ser reembolsables los depósitos por mascota?

Si bien algunos estados permiten tarifas por mascota no reembolsables como condición para tener una mascota en su alquiler, asegúrese de diferenciar estas tarifas del depósito. Al igual que cualquier otro depósito de alquiler (y de acuerdo con las leyes estatales que rigen cómo se deben retener estos fondos), se debe reembolsar un depósito por mascota menos los gastos de reparación o limpieza relacionados con la mascota.

Sin embargo, es mejor protegerse y evitar disputas detallando cómo se gastó cualquiera de los fondos cuando devuelva el saldo del depósito. Esto puede incluir fotografías que documenten casos de daños o suciedad causados ​​por la mascota, una lista detallada de lo que se hizo para reparar el daño y los montos gastados para reparar o limpiar la unidad de alquiler.

¿Se debe usar un depósito por mascota solo para gastos relacionados con mascotas?

Depende de la ley local o estatal. En algunos casos, es posible que no pueda usar un depósito por mascota para cubrir daños que no fueron causados ​​por el animal. Un abogado de propietarios e inquilinos puede ayudarlo a comprender sus opciones, en cuanto a la mejor manera de estructurar sus requisitos de depósito.

¿Puedo solicitar un depósito por mascota para un animal de servicio?

Generalmente no. La ley federal prohíbe a los propietarios exigir a los inquilinos con animales de servicio que paguen un alquiler o depósito adicional, aunque pueden cobrar una tarifa razonable por cualquier daño causado por la mascota. También pueden mudarse para desalojar a un inquilino con un animal de servicio que está mal adiestrado y que causa problemas en las instalaciones.

Si bien no puede preguntarle a un posible inquilino sobre su diagnóstico médico, puede solicitar una prueba de que el animal de servicio realmente fue “recetado” por un profesional médico. Por lo general, esperarán esta solicitud y proporcionarán la documentación necesaria.

Proteja su inversión

Hay mucho en qué pensar cuando se alquila a dueños de mascotas. Considere hacer que los posibles inquilinos con mascotas completen un formulario de solicitud de mascotas como parte del proceso de selección. También querrá poner todas las reglas y regulaciones relacionadas con las mascotas por escrito, preferiblemente con un Apéndice de mascotas al Contrato de alquiler.

Dado que la mayoría de los inquilinos tienen (o quisieran) mascotas, lo mejor para usted como propietario puede ser que les dé la bienvenida a su propiedad. Si bien no es necesario que permita todas las mascotas, debe estar preparado para lo peor. Esto incluye cobrar tarifas por mascota, alquiler y depósitos adecuados que cubran su riesgo y cumplan con la ley estatal. Pregúntele a un abogado si tiene preguntas adicionales sobre este u otros asuntos de propiedad de alquiler.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *